Coaching personal

¿A quién va dirigido?

• A todas las personas que quieren mejorar su calidad de vida, su liderazgo personal y sus relaciones interpersonales, su comunicación, etc.
• A las personas que quieren realizar un cambio personal o profesional.
• A las personas, jóvenes y adultas, que quieren iniciar una carrera y/o priorizar una elección vocacional.
• A personas que no tengan objetivos claros, necesitan encontrar motivación y poner en práctica un plan estratégico de búsqueda de empleo o encontrar proyectos por lo que motivarse.
• A las personas que quieren mejorar su propia motivación.
• A las personas que quieren desarrollar su potencial creativo.
• A Quienes deseen clarificar lo que quieren en su vida y cómo llegar a conseguirlo
• A Emprendedores que quieran lanzarse a la aventura de iniciar su propio proyecto, quieran explorar todas las acciones o posibilidades junto a alguien que les motive y les ayude a sacar lo mejor de ellos y de sus ideas

¿Cómo funciona?

El Coaching toma como punto de partida la situación actual del cliente y se centra en lo que éste esté dispuesto a hacer para llegar a donde le gustaría estar en el futuro, siendo consciente de que todo resultado depende de las intenciones, elecciones y acciones del cliente, respaldadas por el esfuerzo del coach y de la aplicación del método de coaching.

¿Cuánto tiempo dura el proceso?

El proceso puede durar de ocho a doce sesiones de 60 minutos cada una, y dependiendo del objetivo que desee lograr el cliente. El período entre sesiones es fijado de mutuo acuerdo, pudiendo variar entre diez y quince días de intervalo entre una sesión y otra.
En sintonía con las diversas experiencias que viven nuestros clientes en estos tiempos, diseñamos programas de entrenamiento a medida, comprendiendo que cada ser humano es único, como así también las historias compartidas por ellos.
La primera entrevista con el cliente nos habilita el espacio para que podamos escuchar su problemática y necesidades, y con ella hacerles una devolución sobre los alcances de la disciplina del Coaching, y si esta puede o no facilitarle el logro de sus objetivos planteados.
En este sentido, tomamos la lectura del relato personal para acompañar en la co-creación de planes ajustados a cada individuo, empleando para ello herramientas específicas que les permitan descubrir sus propios recursos, empoderando sus capacidades naturales.
Cada proceso iniciado va acompañado de indicadores concretos que nos permitirán conocer los avances en materia de objetivos perseguidos, dándonos una idea legible sobre cómo continuar en el programa planificado por el cliente, y en pos de las metas esperadas por ellos.
Lo importante en este transitar seguro, es que el cliente podrá comprobar la visibilidad de sus resultados mientras dure dicho proceso, y una vez vaya experimentando el consiguiente aprendizaje de nuevos comportamientos.